SI MI PAÍS ESTUVIERA EN GUERRA

La semana pasada nuestros alumnos de 2º ESO reflexionaron sobre todos estos problemas que vemos por televisión, pero que nunca sabes cuándo te pueden tocar más de cerca. Les pedimos que escribieran unas líneas para que puedan entender como se sienten todos esos refugiados que buscan en los países de la Unión Europea un nuevo hogar. Y los resultados son sentimientos sobrecogedores.

Si mi país estuviera en guerra
La verdad es que no sabría qué hacer, porque en cuanto lo pienso me agobio sabiendo que gente a la que quiero podría morir y yo también. Yo creo que lo que haría sería ir a Francia, como hicieron en la guerra civil. Si en Francia no nos dejaran estar pues intentaría escapar de cualquier manera. Me daría mucha pena porque cuando la guerra acabara mi casa igual sólo era un montón de escombros o igual no volvía a España. Y si volvía, igual algún amigo o amiga ya no estaría. Según con cuantos años me pillara la guerra ayudaría a la gente sin hogar con campañas humanitarias de recogida de alimentos, construcción de casas, escuelas y hospitales. Aunque lo mejor es no pensar en esto y disfrutar, porque muchas veces nos quejamos por caprichos que para otros siendo lo más básico, son lujos. Se puede decir que tenemos suerte.

BALDESCA PUYAL SAMPÉRIZ (2ºESO, C)

¿QUÉ HARÍA SI MI PAÍS ESTUVIERA EN GUERRA…?

Lo que haría yo sería esconderme con mi familia y mis amigos o vecinos en un lugar donde hubiera comida o irme a otro lugar que no esté en guerra. Intentaría conseguir agua de la lluvia y encontrar médicos o botiquines por si lo necesitaba alguna persona que esté conmigo. Si encontrara niños huérfanos los cuidaría como hermanos o amigos. Intentaría conseguir un arma y algo de munición por si un día vinieran a por mí, poder defenderme a mí o a mis familiares y si no hubiera nada de eso, intentaría que nos protegiéramos unos a otros.
Si yo he sufrido un poco al escribir esto, no quiero saber qué pasan estas personas en la vida real, que llevan a sus hijos en barcos y que pueden morir para escapar de la guerra que ha sido un conflicto y espero de corazón que nadie en este mundo sufra o pase por lo que están pasando estas personas y que todas las personas que hayan pasado por esto, hagan otra vez su vida en los nuevos países a los que van y que todos los niños no recuerden todo por lo que han pasado.

CRISTIAN GRIGORE (2ºESO, A)

DÍAS DUROS
Sí yo viviese en un país en guerra iría vestida de negro, ya que con la ropa de negro por las noches no me verían tanto, cada noche iría a buscar materiales o comida para poder sobrevivir. Durante el día tendría que quedarme en el lugar que estaba, ya que me podrían ver con mas facilidad si saliera a buscar recursos. Cada día sería muy duro ya que ese mismo día podría morir yo, tendría que estar a salvo, poder dormir un poco durante el día y por la noche buscar comida o irme a otro país. Si de camino a otro país me encontrase a gente herida le ayudaría y le cuidaría.
Todos los días serían muy duros.
Paula Bruned 2ºA

QUÉ HARÍA YO SI MI PAÍS ESTUVIERA EN GUERRA…

Si mi país estuviera en guerra buscaría un refugio en donde poder vivir para estar lejos del país con más seguridad. La verdad es que entiendo a esas personas y familias enteras que cruzan nuestro estrecho solo para buscar trabajo del bueno o decente, con lo que poder vivir y llevar una vida tranquila. Yo creo que aunque no queramos, deberíamos ponernos en sus lugares, porque hay un motivo por el que lo hacen y es porque a parte de lo que he contado es porque por un momento piensan que serán ellas las próximas víctimas y es que tener una familia numerosa o no te lo hace pensar mejor. Los que más pena me dan son los niños entre 7 y 17 años que los utilizan como esclavos o simplemente como señuelos de bombas que caerán en el país, además les dejan usar metralleta y eso es un símbolo muy claro de que los padres o la familia misma están medio locos porque dicen que morirán como héroes y solo son niños o jóvenes que no se lo merecen, pero piensan igual. Yo, a parte, también ayudaría a las familias humildes y que de verdad se lo merecen o que lo necesitan.

PAULA SANZ MILLERA (2ºESO, C)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.