La sonrisa de Tarrafeta

Muchos de vosotros nos habéis acompañado esta mañana en el homenaje que le hemos dedicado en el instituto a Jesús Tarrafeta, o simplemente a Tarrafeta, como lo llamábamos todos. Ha sido un acto sencillo y emotivo donde todos hemos podido mostrar el cariño y el afecto que le tenemos.

Sabemos que plantar un árbol o dedicar en su nombre el aula taller en la que tanto tiempo pasó no son más que símbolos que nos servirán para recordarlo cada vez que pasemos por delante, pero en realidad lo que nos queda a todos son los buenos recuerdos, su bondad, su vitalidad, la fuerza con la que afrontaba cada día y sobre todo su sentido del humor y su sonrisa. Como ha dicho hoy una de nuestras compañeras: “Cuando te acuerdas de Jesús siempre te vienen a la cabeza buenos momentos y de repente te das cuenta de que estás sonriendo.”

Muchas gracias a todos por compartir este momento con nosotros.

Muchas gracias por tus palabras Elena, gracias a Inés y a Luis.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

1 respuesta

  1. Mabel Royo dice:

    Los homenajes simbolizan muchas cosas. Si estos además se plasman con algo material permiten que el recuerdo de esa persona siga todavía más vivo. Nunca conocí a este hombre pero la imagen que he podido hacerme de el durante este año me vislumbra que era una persona especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *