¿Por qué flota un barco?

Con este experimento queríamos averiguar la capacidad máxima de flotabilidad de un cuerpo ejerciendo peso sobre el mismo y también el máximo empuje que puede hacer el agua hacia el barco.

Para realizarlo hemos utilizado tres vasos de plástico diferentes tamaños que han hecho de barcos, pesas de diferentes tamaños y masas, un cubo con agua, una báscula y una probeta.

Estos han sido nuestros tres barcos.

Cogemos un vaso y lo ponemos boca arriba en el agua y vamos introduciendo pesas hasta que el agua llegue al borde del vaso. Sacamos las pesas y las pesamos en la báscula, el resultado es la masa que puede soportar el vaso sin hundirse.

Para averiguar el volumen del vaso utilizamos una probeta de 100 ml para rellenar el vaso tantas veces como sea necesario.

Los datos de nuestro experimento han sido:

  • Barco 1: masa=171 g y volumen=166 ml
  • Barco 2: masa=293 r y volumen=299 ml
  • Barco 3: masa=1143 g y volumen=1166 ml

Con estos datos hemos calculado las densidades y nos damos cuenta que la densidad es parecida a la del agua porque si no se hunde:

  • Barco 1: 1´03 g/ml
  • Barco 2: 0´97 g/ml
  • Barco 3: 0´98 g/ml

Nuestra conclusión es la siguiente:

La fuerza que hace la gravedad y el barco tienen que ser parecidas porque si no el barco se hunde.

Los resultados varían dependiendo de la densidad del líquido en el que flotan.

Si cambia la fuerza que hace un líquido también se debe igualar la fuerza del barco para que flote.

Si la densidad del líquido es distinta, la masa del barco debe adaptarse para flotar. La densidad del líquido tiene que ser parecida a la del barco y así la misma fuerza que ejercen uno y otro.

Si el barco lo ponemos en aceite el volumen que se desaloja es el mismo que en otros líquidos pero aguantará menos peso porque la densidad del aceite es menor que la del agua y por lo tanto el empuje que puede hacer el aceite.

¡¡EUREKA!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *