Eratóstenes tenía razón

Eratóstenes fue un matemático, astrónomo y geógrafo griego que hace 2.200 años quiso averiguar el radio y las dimensiones de la Tierra utilizando las sombras que proyectaban unos obeliscos en diferentes ciudades. Siguiendo sus pasos hemos querido reproducir sus experiencias y ver si nosotros también podríamos hacerlo.

El pasado lunes 21 de marzo, se produjo el equinoccio de primavera y los rayos de sol caían perpendicularmente sobre el ecuador terrestre y el día y la noche tenían la misma duración.
Decidimos participar en un experimento que se realizó simultáneamente en muchas escuelas e institutos de todo el mundo para medir el radio de la tierra, utilizando una barra de 1 metro de longitud.

Lo primero de todo, la colocamos verticalmente en el suelo, asegurándonos de que estuviera recta y utilizando un nivel para ello.
Después, esperamos hasta la una del mediodía (13:00 h.) porque estamos en una franja horaria en la que llevamos una hora de adelanto respecto al mediodía solar (las 12:00 en hora solar).
Cuando llegó la hora, cogimos un metro y medimos la sombra que proyectaba la barra. Tomamos 5 medidas diferentes, en las que salió una media de 89 cm. aproximadamente.

Con esos datos y la ayuda de la trigonometría calculamos que los rayos del sol caen sobre Sariñena con una inclinación de unos 41,66º.

Además de este dato experimental, sabemos que nuestra distancia al Ecuador es de unos 4644 Km. y además sabemos que allí cualquier objeto ese día y a esa misma hora no proyecta sombra (0 cm.) ya que el sol se encontraba justo encima de él.

Con esta información pudimos calcular la longitud de la circunferencia terrestre y, por lo tanto, la longitud del radio que fue de 6385,588 Km. Este dato es muy aproximado al real, que corresponde a unos 6371 km.

Alumnas de 1º de bachillerato B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *